Dolce Sitges, una boda mediterránea

El hotel Dolce Sitges nos invitó hace unos días a su anual Wedding Planner Day. Un día lleno de actividades y sorpresas, en el que nos mostraron todas las novedades e instalaciones de las que disponen para celebrar bodas idílicas y muy mediterráneas.

 

El día empezó con un recorrido por el hotel, donde nos mostraron tres de sus habitaciones más confortables y lujosas. Empezamos por una habitación superior con amplia terraza, una buena opción para que la novia se relaje y se prepare antes de la boda. Seguidamente nos mostraron una habitación ejecutiva con terraza panorámica y maravillosas vistas al mar. Una estancia más amplia que la primera y otra buena opción para prepararse antes de la ceremonia. Y ya para finalizar, entramos en la joya de la corona del Dolce, la suite presidencial con vistas al mar. Una estancia lujosa y muy espaciosa ideal para pasar una inolvidable noche de bodas.

Para la ceremonia y el cóctel de bienvenida, no hay mejor sitio que el fantástico jardín del hotel. Un espacio con grandes posibilidades e idílico por sus vistas panorámicas de Sitges y del mar Mediterráneo. Y si el tiempo no acompaña el día de la boda, el hotel dispone de un fantástico plan B.

Tanto la ceremonia como el cóctel de bienvenida se celebran en la Sala Verema, un amplio espacio con mucha luz natural, con vistas al jardín y con una escalera de caracol ideal para tomar fotos de los novios. 

Para el banquete, el Dolce nos presenta la Sala Mediterràni, un espacio completamente nuevo y majestuoso. 440 m2de salón con capacidad para unas 300 personas. Una sala con gran luz natural y una novedosa iluminación led, que consigue darle un toque muy personal a cada boda. La sala también dispone de zona de baile. Si la boda es más intima, el hotel dispone de otro espacio, el Racó de la Calma. Una sala elegante y cuidada, con capacidad para unas 15-20 personas.

Y ya para finalizar la visita a las instalaciones, nos mostraron el tesoro del hotel, su Spa.

Unas instalaciones de las que pueden disfrutar todos los huéspedes que se alojan en el Dolce, y una muy buena opción para relajarse antes de la boda. Además del Spa, el Dolce ofrece servicios de masajes y otros tratamientos muy interesantes para los novios. También hay una zona con piscinas exteriores y con los restos de una antiguo faro, parte del patrimonio histórico de Sitges.

Una vez hecho todo el recorrido por el hotel, Loving the flowers, nos hizo una pequeña master class sobre tocados de boda.

Llegó la hora de comer y pudimos degustar uno de los cinco menús de boda del Dolce, el menú Platino.

El día finalizó con una presentación de la marca de vestidos de novia Martina Sposa. Una firma catalana que no solo apuesta por sus propios diseños, muy personalizados y atrevidos, sino que selecciona a varios diseñadores para complementar sus colecciones.

Dolce Sitges es en definitiva un hotel majestuoso y con grandes vistas, que se encuentra en medio del Parque Natural del Garraf. Con un entorno privilegiado por el sol, un clima único y el mar Mediterráneo de fondo. Una comida que combina tradición e innovación, con una gran variedad de menús hechos a medida y personalizados. Una buena opción si aun no tienes claro donde celebrar tu boda. 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.